Logo Lozada Viajes

Experiencias Viajeras

Río de Janeiro: mi lugar en el mundo


“Mi lugar en el mundo es Río de Janeiro, esa ciudad maravillosa a la que no me canso de volver una y otra vez. Desde antes de conocerla ya ​me sentía atraída por una magia que no se puede explicar, un cúmulo de buenas vibraciones que sentía cuando veía El Clon, la novela de la tele, o cuando escuchaba un samba en un casamiento y una energía explosiva me hacía quedar como la loca de la pista de baile.

 

Aquel primer avión al que me subí me permitió aterrizar en el sueño de mi vida, el lugar donde debo haber nacido en otra vida, y las ansias de viajar surgieron para nunca más desaparecer.

 

Luego, aproveché las diferentes oportunidades para vacacionar allí, disfrutando de las famosas playas de Copacabana, Ipanema y Leblón; de su atractiva laguna Rodrigo de Freitas; y visité sus esplendorosos Pan de Azúcar y Corcovado.

 


  


Pero descubrí los mejores tesoros de Río cuando la elegí como hogar.

 

Río es polifacética, una combinación perfecta de una cultura rica, una naturaleza majestuosa (de mata frondosa y morros de formas increíbles), y playas extensas con peculiaridades que hacen de cada una de ellas una postal inolvidable, en especial Praia do Pepê, Barra da Tijuca, Prainha y Grumarí. Fue deslumbrante tener en una misma vista la playa, los altísimos edificios y El Cordovado escoltando por detrás. 




   

 


Amé despeinarme aterrizando en el parapentes, amé bordear 15 km de playa disfrutando en bicicleta y amé vivenciar el contraste de hoteles lujosos, favelas y un mar solitario, hasta llegar a los pies de la imponente Pedra da Gávea.