Logo Lozada Viajes

Hoy se cumple un nuevo aniversario de uno de los nombres más importantes de la historia de Argentina y de la región y te proponemos un recorrido por los lugares más significativos para su vida y su legado.  Apasionado, libertario, generoso y profundamente honesto, Manuel Belgrano fue un actor clave para el desenvolvimiento de los primeros años de lo que por entonces fueron las Provincias Unidas del Río de la Plata. Su legado aparece en los más diversos campos y en algunos de los lugares más bellos y significativos para la historia de nuestro país y Sudamérica.  Aquí proponemos un recorrido por cinco ciudades que fueron escenarios de algunos de los momentos más importante de la independencia y que tuvieron a Manuel Belgrano como protagonista principal. Comenzaremos por la Buenos Aires donde se formó y desarrolló su carrera política e intelectual y donde volvería al final de sus días; luego Rosario, cuyas costas fue el escenario de creación de la Bandera Nacional, y luego iremos hacia el norte: Tucumán, Salta y Jujuy, donde se entregó a conducir el recientemente formado ejercito del norte y donde en 1816 sería uno de los congresales más destacados en la firma de la Declaración de la Independencia. ¿Vamos?


Buenos Aires

Además de ser la ciudad donde nació y creció y donde terminó sus días fue uno de los escenarios más importantes de su acción política. Belgrano fue protagonista tanto durante los años previos a la revolución de Mayo, como en los primeros años de la recién nacida nación. Tuvo participación en la defensa de la ciudad durante las invasiones inglesas de 1806 y 1807, y desde entonces fue un fuerte promotor de la independencia de España.   Hasta llegar a la conformación del primer gobierno patrio del que formó parte como Vocal.  Sus esfuerzos por la defensa de los intereses patrióticos siguió hasta el final de su vida.

Con sus 40mil habitantes, por aquellos años Buenos Aires no tenía las dimensiones que en la actualidad pero ya entonces era una metrópolis comercial y cultural y el epicentro político de las decisiones que repercutían en las Provincias Unidas del Río de la Plata. 

Belgrano estudió en el Real Colegio de San Carlos que luego sería el actual Colegio Nacional de Buenos Aires, en la Manzana de las Luces, una de las zonas más visitadas de Buenos Aires.


Belgrano se formó en el antecesor del Colegio Nacional de Buenos Aires, cuyo edificio actual fue declarado Monumento Nacional en el 2016

Por supuesto otro de los lugares imprescindibles para acercarse a la vida y obra de Manuel Belgrano es el Cabildo, donde se sucedieron los hechos de mayo de 1810, de los que fue un fervoroso protagonista.

En la Primera Junta de Gobierno de 1810, Belgrano ocupó el cargo de Vocal, y su participación fue clave para avanzar en la conformación del gobierno criollo.

Como se sabe, a pesar de que su familia había sido de las más acaudaladas del Río de la Plata, Manuel Belgrano murió en una extrema pobreza y prácticamente olvidado por sus compatriotas.  Sus restos se albergaron junto a un monumento en su honor en el Convento de Santo Domingo, del barrio porteño de Montserrat.

Pasear por Buenos Aires es siempre una oportunidad para recorrer lugares llenos de historia.

Rosario

Sin dudas la ciudad que más está ligada a la vida del creador de la Bandera Nacional es la hermosa ciudad santafesina que ofrece tantas propuestas artísticas, culturales y gastronómicas a orillas del Paraná. Allí el 27 de febrero de 1812, en lo que entonces era un pequeño pueblo, Manuel Belgrano izó, por primera vez, la enseña albiceleste.  En homenaje a este momento histórico se levantó el majestuoso monumento a la bandera que hoy es cita obligada para todos los visitantes que pasan por la hermosa Rosario.

El Monumento a la Bandera en Rosario es un destino "obligado" tanto para visitantes argentinos como extranjeros.

Tucumán

Otra de las ciudades que se vinculan directamente con la vida de Manuel Belgrano es Tucumán. En la provincia transcurrió una de las batallas más importantes del proceso independentista, conducido entonces por un Belgrano devenido a militar; y a la Ciudad Jardín volvería luego, en 1816, para ser uno de los mayores exponentes del momento que sellaría definitivamente la voluntad independentista de la naciente Argentina: la declaración de la Independencia en la Casa Histórica de Tucumán.

La Casa Histórica de Tucumán, sede del Congreso que en 1816 declaró la definitiva independencia de Argentina. Nuevamente Belgrano tuvo un rol principal.

Salta y Jujuy

Y en el marco de su labor como comandante del Ejército del Norte, muchas huellas de su historia guardan las provincias de Salta y Jujuy, destacando el épico éxodo jujeño: la masiva movilización de todo un pueblo en retirada hacia Tucumán, abandonando la ciudad y los campos, luego de levantar cultivos y provisiones para que el avance del ejercito realista no pueda aprovisionarse.  Un episodio que quedó marcado en la historia del norte argentino y que fue comandado precisamente por Belgrano.  Por eso en Jujuy, en la ciudad de Salta, en Humahuaca y en muchas otras hermosas ciudades y parajes del norte argentino, el nombre de Manuel Belgrano está íntimamente ligado a episodios claves en la historia de la independencia y la libertad de Argentina y el continente.

Humahuaca fue uno de los escenarios centrales en quizás la gesta popular más importante de la historia de nuestro país. El éxodo jujeño.  Hoy es escenario para las experiencias de viajeros que buscan maravillarse en un entorno increíble y con una diversidad de culturas ancestrales.